Lo hacemos, y ya vemos.

mayo 20, 2018
Miriam Gimenez

Querida Miriam de hace 8 años:

Es curioso que te escriba esto ahora, verdad? Ahora que ya no tiene mucho sentido y que en realidad no sirve de mucho, pero me gustaría que supieras algo para estar preparada antes de lo que está por venir.

Primero, hablemos del amor, que no es lo más importante, pero que trae telita, vamos. Y te digo yo a ti que si, que somos enamoradizas por naturaleza, así que nos tocará sufrir un poquito, you know. Probablemente a la Miriam en la que estoy pensando ahora mismo, le han partido un poquito el corazón y no creo que tengas muchas ganas de volverlo a encontrar. Pero claro, pequeña, como ya sabes, esas cosas no son previstas, de pronto, llegarás y pum. Van a pasar varias personas a lo largo de estos años que van a dejarte huella, por que si algo estamos aprendiendo, es que como bien te dirá un día tu mejor amigo “hay personas de 3 noches que te marcan más que personas de varios años” y bueno, aunque no siempre se cumple, te digo yo, que vamos a vivir cosas intensitas. Encontrarás, aunque no siempre con la misma persona y en la misma medida; cariño, pasión, mucha gente que aparecerá por tu camino gracias a el (y que por suerte, se quedará para siempre..), historias prohibidas, malos ratos, viajes, sueños que se cumplen y sueños que se quedan en el camino, decepción (y eso será lo más difícil, pero podremos con ello) pero sobretodo aprenderás, y eso es lo más bonito de todo. Aprenderás que cada persona que va a pasar por tu vida y que te va a tocar el corazón, lo hará por una razón, y te hará, por suerte, llegar a ser la persona en la que nos hemos convertido hoy. Aprenderás que hay que querer bien y bonito, y hay que ser sinceras, sobretodo, contigo. Aprenderás que las personas pueden cambiar pequeños detalles, pero no cambiar una esencia (y contigo, pasa igual) así que no lo intentes demasiado. Aprenderás que uno se puede enamorar de muchas maneras, y que ninguna es mejor o peor, simplemente, diferente. DISFRUTALO. Siente, que lo demás ya lo iremos viendo. Lo hacemos, y ya vemos. – Apuntate ese lema de una película de un campamento de monjas, que es muy útil, para todo –

Hablemos de amistad. Me faltan dedos de las manos de personas que tengo ahora mismo a mi alrededor (que son muchas, porque estoy sentada en una cafetería en el centro de Zaragoza) para contar la gente que va a pasar por estos años por tu vida. Gente de tu trabajo, gente de tu carrera (que conocerás muy pronto), amigos de amigos, amigos de amigos de amigos. Vas a conocer gente que te va a enseñar muchas cosas, y que como ya decíamos antes, va a formar parte de lo que ahora mismo eres. Pero lo mejor es que la gente que esta ahora también se va a quedar y la amistad todavía va a ir siendo mejor. Porque las personas que te conocen desde que tenías 4 años van a apoyarte incondicionalmente y van a ser sinceros contigo cuando nadie más lo sea. Porque las personas nuevas van a abrirte puertas, y te van a enseñar a volar (y te van a diseñar unas alas que ni sacaditas de la Fashion Week). Y bueno, que también te van a decir cuatro cosas bien dichas cuando se te esté llendo la pinza, y te van a hacer llorar, porque a veces la gente que te quiere te hace llorar (la mayoría de veces de emoción, o de risa). Y vas a ir de aquí para allá, y van a estar en los mejores y peores momentos de estos años. ¿Pero sabes qué? Podemos estar agradecidas pequeña, porque tenemos unos amigos, que no los podríamos pagar ni con toda la fortuna de Amancio, Tim Cook, y el que creo el bitcoin; juntos. 

PD: Vas a dejar de llevar manoletinas, te lo voy confirmando ya. 

Y bien, ahora, te puedo confirmar que estamos enamoradas. Muy muy enamoradas. ¿Sabes de quien? De nosotras. Pero no en plan #quecalorquetengoqueguapasoyquetipotengo, si no más bien en plan, que nos queremos, nos estamos queriendo bien y bonito. Nos queremos riendo de cañas con amigos, nos queremos viajando solas, nos queremos llorando con una peli romántica. Nos queremos cocinando para nosotras y para gente nueva. Nos queremos siendo atrevidas y cogiendo billetes de ida y vuelta. Nos queremos cuando nos duele el estomago y creemos que morimos. Nos creemos cuando nos sentimos solas (pero tranquila, que eso también nos hace aprender). Nos queremos cayéndonos al suelo y levantándonos. Nos queremos con moraduras (de varios tipos, ya me entenderás..) y con los labios pintados de rojo. Nos queremos siendo la peor, pero sobretodo la mejor versión de nosotras. Nos queremos pequeña, y eso es lo más bonito que te puedo contar sobre tí.

Y ahora siente y LIVIN LA VIDA LOCA. #Lohacemosyyavemos

2 Comments. Leave new

Merce López
20 mayo, 2018 10:59 pm

Qué importante es quererse bien a uno mismo Pasito a pasito Miri. Un besazo de esos que suenan.

PD: Prometo al pajarito que tú y yo sabemos pero los turnos están acabando conmigo.

Responder

Me inspiras mucho!
Fuerza preciosa!!!!!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *