Y así llegaste, París.

julio 29, 2018
Miriam Gimenez

Aproximadamente un día de Septiembre de 2009:

Mamá insiste en que cambie los billetes, que los ponga a su nombre y que nos vayamos las dos. Pero no se como explicarle que ahora mismo lo único que quiero hacer es estar en mi cama, llorar hasta que se me acaben las lagrimas e intentar entender porque me acaban de dejar. Así que no, mejor voy a llamar, cancelar el viaje, y otra vez será.

Esa fue la primera vez que planee un viaje a París, sí, hace 9 años, y justo antes de que me partieran por primera vez el corazón. Aun conservo la guía con los post-it que tenia preparados para la ocasión. Ahora lo recuerdo incluso con ternura, pero en el momento, joder, si que escocía. Recuerdo cuando iba paseando por las fiestas del Pilar y la gente que me encontraba me decía: ¿Pero tu no tenias que estar en París? Pues si, tenía, pero me han dejado, así que a París le dan bastante por ahí.

El resto de mis años, y con las personas que han pasado por mi vida, habrán sido unas 18338273 veces las que he hablado, soñado en voz alta, e incluso casi planeado ir. Hace unos meses tuve una duda entre comprar unos billetes a Londres o a París y finalmente me decidí por Londres (muy buena elección también, of course) y creo que algo ya me advirtió que tenia que ser así, y que esos billetes a París no tenían que llegar en ese momento.

El invierno (este año muy frio) terminaba de pasar y una de esas noches en las que mi amiga María me hacia compañía para que yo le contase mis 9382 batallitas de mi nuevo way of life volvimos a comentar eso de que sería fantástico hacer un viaje juntas este año. Y recuerdo que me miro y me dijo: ¿Y París? Y aun no había terminado de preguntarlo que ya estábamos mirando unos billetes de Ryanair. Y así fue, como llego el momento que tenia que ser, con una persona que entendía perfectamente el motivo por el cual ir a París era especial, y hacerlo ahora todavía mas.

Y así llegaste, París. Ni en otro momento ni con otra persona. Porque a veces las cosas llegan cuando estamos preparados para recibirlas, y en mi caso, para poder recordarlas luego con una sonrisa extrema. He tenido uno de los viajes más guays y bonitos, de los que quizás no ves todos los monumentos importantes pero sientes la ciudad como tuya, porque te ríes en cada esquina, coges 2 lineas de metro de propio para comer un crepe, tomas fondue en un sitio escondido de la ciudad, y te equivocas de metro unas 5 veces. Sudas la gota gorda porque París en Julio es peor que un horno de leña, lloras al entrar a Disney porque has soñado con ese momento desde que volviste del viaje de tu comunión, y desde que una de las terapias de los días tristes es ver una peli de Disney. Gracias París, has llegado en el momento en el que harás que te recuerde pour toujours. Tus calles han visto una versión que no habría ido estos años atrás, y creo que por eso, nos veremos muy pronto.

Y bien, ahora os dejo algunas de las fotos (porque sí, nos hemos hecho verdaderos reportajes creyéndonos las influencers de la vida, pero no sabeis como hemos gozado haciéndolo), y un par de recomendaciones de sitios de comida donde estuvimos y que descubrimos gracias a una chica de instagram que ha estado viviendo allí y que se llama Cristina y os dejo su instagram: AQUÍ

Mi rincón favorito de París: 

Yo sin duda alguna, y aunque sea, de verdad, más típico que para que, me quedo con la Torre Eiffel. Para mi, es una de las cosas más bonitas e impresionantes que he visto nunca. Os recomiendo que hagais un picnic cuando atardece a sus pies, hay un autentico AMBIENTAZO y además es espectacular.

Otra de las recomendaciones que os doy, es que lleguéis a ella a través de una de las calles en las que todas las instagramers hacen sus reportajes (si, obviamente la descubrimos así, GRACIAS INSTAGRAM) pero es que es una calle con todo el encanto parisino que te lleva hasta allí. La dirección exacta es 223 Rue de l’Université

    

Para disneyland, os recomiendo que compreis las entradas AQUÍ porque a nosotras nos salió por 62€ el día con los dos parques. Vamos, fantastico!

Comer en París:

Aquí os dejo nuestras 3 recomendaciones que nos han literalmente ENAMORADO. Aunque si seguis a Cristina, tiene unas stories destacadas con todo sitios de París de comer, asi que seguro que encontrais algo que os guste.

  • Heureux Comme Alexandre: Fondue  –  Podeis encontrarlo AQUÍ.
  • Au P’tit Grec: Crepes (la mejor que me he comido nuca) – Podeis encontrarlo AQUÍ
  • Bagelstein (es una cadena que esta por toda Francia, pero si os gustan los Bagels, os recomiendo que no dejeis de visitarla porque están realmente riquisimos. Nosotras los cogimos para el picnic de la torre Eiffel) : Bagels – Podeis encontrarlo AQUÍ

 

Y por ultimo, os dejo nuestro hotel. Nosotras encontramos una oferta muy buena por Booking pero ahora mismo os precios se disparan, pero os lo dejo por si tenéis planeado viajar más adelante. AQUÍ

Y por ultimo, a ti, mi amor, Maria, simplemente GRACIAS. De sobra sabes lo que ha significado este viaje para mi y solo quiero.. un poco más! Love you hasta el infinito y más alla.

 

3 Comments. Leave new

París se ha llevado tu corazón, como nos lo llevamos todos. Que tus miedos sean mas pequeños que tus ganas de volar mi Miribu. Y que tu sonrisa de Amélie ilumine nuestra vida como lo hace tu adorada torre Eiffel en cualquier noche oscura. ¡Que bonita tu sonrisa, que bonita tu felicidad y que bonito el abrazo que te voy a dar en cuanto te vea! Te requetequiero ❤️

Responder

Me emocionas!!! una vez más,
este año también me voy a París, no es la primera vez…
pero también verá una versión diferente de mí,
digamos que tengo el corazón en obras 😉
pero ¡Tengo muchas ganas!
Me alegro infinito de este viaje tan maravilloso….
Mucha energía de la buena Requetebu 🙂
Muaaaaaaaaaaaa preciosa,
Vaya manera tan buena de comenzar el lunes en la ofi !

Responder

Bonito post y bonito reportaje y con María la mejor compañía
Paris siempre es una maravilla y siempre hay lugares por descubrir,

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *